Pegamento de fibrina


Este es el único método que no es una cirugía (se realiza en el consultorio) y consiste en inyectar a través del orificio externo de la fístula un líquido que actúa como pegamento para rellenar la fístula y ocluirla.


El paciente puede ir a su casa inmediatamente, no requiere realizar ningún cuidado especial y puede incorporarse a sus actividades normales inmediatamente. No obstante, debe llevar una dieta rica en agua, frutas y verduras.



Conclusiones:


Ventajas:

  • Es método que se puede realizar en el consultorio sin cirugía.
  • No ocasiona ningún dolor.
  • El riesgo de incontinencia es del 0%.

  • Desventajas:

  • Su efectividad reportada es de sólo el 10 -15%.
  • Frecuentemente se requieren hacer varios intentos para curar la fístula.
  • El medicamento es caro y se debe comprar uno nuevo en cada intento.