EVALUACION DE LA FISTULA ANORRECTAL.

La fístula anal - rectal es una enfermedad delicada y que puede ser muy compleja. Sólo un medico especialista en Coloproctología puede hacer la evaluación adecuada para determinar el tipo de fístula, su relación con los músculos del esfínter anal y otros factores que puedan dificultar su curación o producir incontinencia anal – fecal. Los estudios que se realizan, de acuerdo al caso, puede ser uno o mas de los siguientes:

Anoscopía.

Es el estudio más básico e indispensable para la evaluación de la fístula anorrectal. Consiste en introducir a través del ano un instrumento llamado anoscopio (un tubo de unos 7 cm de largo) con el que se puede identificar el orificio interno de la fístula, observar salida de pus y tomar muestras de tejido para estudio (biopsias).









Rectosigmoidoscopía.

Este estudio consiste en introducir a través del ano un instrumento llamado rectosigmoidoscopio para inspeccionar adecuadamente el interior de la parte final del intestino grueso (sigmoides y recto). Este estudio es útil para descartar la presencia de enfermedades poco comúnes que pueden ocasionar la fístula anal – rectal y que, en caso de estar presentes, deben tratarse para curar la fístula. Dentro de estas enfermedades podemos encontrar: Tuberculosis, Enfermedad de Crohn, Cáncer, Divertículos de Colon, entre otras.






Ultrasonido endoanal.

Es el método más útil para identificar el origen interno de una fístula anorrectal, si tiene uno o varios trayectos, la relación de los trayectos con el músculo esfínter anal y si hay abscesos.









Fistuloscopía.

Consiste en introducir una pequeña cámara por la fístula (Fistuloscopio) y que está conectada a una cámara de televisión que permite ver a gran aumento el interior de la fístula, localizar exactamente el origen interno de la fístula e identificar si existen ramificaciones, cavidades o abscesos que no se sospechaban y que deben ser tratados para evitar recidivas.









Fistulografía.

Consiste en introducir una pintura (medio de contraste) por el orificio externo de la fístula y después se toma una radiografía. Esto permite observar de forma indirecta todo el camino de la fístula hasta su origen en el intestino.









Manometría Anorrectal.

Éste estudio permite evaluar la fuerza de los músculos del esfínter anal. Aunque sirve para muchas cosas, en el caso de la fístula anorrectal es particularmente útil para determinar si ya hay lesiones del esfínter anal por cirugías previas.









Colon por enema.

Consiste en introducir a través del ano una pintura y después tomar varias radiografías del abdomen de tal manera que se dibuje con precisión la anatomía del colon. En caso de una fístula anorrectal puede ser útil para descartar enfermedades asociadas o diagnosticar causas poco comúnes de fístula anorrectal, como los divertículos de colon.









Colonoscopía.

Es un estudio que permite observar el interior del colon al introducir una cámara a través del ano y que transmite la imagen a un televisor. Sirve para descartar enfermedades asociadas o diagnosticar causas poco comúnes de fístula anorrectal, como los Divertículos de Colon, Enfermedad de Crohn o Cáncer.









Biopsias.

Una biopsia es tomar una muestra de tejido de la fístula, antes o durante la cirugía, para buscar la presencia de alguna enfermedad que requiera tratamiento específico complementario para curar la fístula. Dentro de estas enfermedades se encuentran: Tuberculosis anal, Enfermedad de Crohn, Cáncer, entre otras.