Setón.



El setón es la técnica mas antigua para el tratamiento de las fístulas pero aún tiene una gran aplicación en la actualidad sobre todo en casos complejos y donde ha habido varias recidivas.


Consiste en pasar una especie de liga de plástico a través del trayecto de la fístula, desde el orificio externo hasta el interno y después sacarlo a través del ano; los dos extremos del setón son amarrados entre sí. De ésta manera, el setón queda abrazando el músculo esfínter anal.


Una vez colocado y de acuerdo al caso, se elige entre dos modalidades:


1. Setón de drenaje: Consiste en dejar el setón dentro de la fístula, sin quitarlo, para que la pus no se acumule en la fístula. Esto se hace antes de establecer un tratamiento definitivo aunque en algunos casos extremadamente raros es permanente pues no se puede hacer otra cosa (el hecho de que la pus no se quede acumulada evita el dolor y la formación de nuevos abscesos).

2. Setón de corte: En esta modalidad, el setón se va apretando cada 2 o 3 semanas en el consultorio, hasta que se cae por si solo. Esto hace que la fístula se vaya cortando poco a poco y, al mismo tiempo, permite que el músculo vaya cicatrizando atrás del corte. Una vez que se cae, queda una herida que tarda unas 3 semanas en cicatrizar. En total, desde que se pone hasta que se cae, tarda un promedio de 3 a 4 meses.

Las primeras 2 - 3 semanas hay dolor pues se tiene que cortar la piel y poner hilos de sutura para retirar lo mas que se pueda de la fístula y solo se deja la parte que está dentro del músculo. Esto hace que el tiempo que tardará en caerse sea mas corto. Después de estas 2 - 3 semanas, el paciente puede trabajar y hacer sus actividades normales con el setón, pero debe traer un apósito porque está drenando continuamente.

Después de la cirugía, se requiere una dieta rica en agua, frutas y verduras, tomar analgésicos para las molestias y hacer baños de asiento para mantener limpia la herida hasta que el setón se caiga.


<---Se observa una fístula con 2 orificios externos.












Se observa que el setón está colocado en el trayecto de la fístula y está rodeando a los músculos del esfínter anal. --->




Conclusiones:

Ventajas:

  • Siempre se puede utilizar un setón cuando otra técnica no es factible.
  • A pesar de la incomodidad y el tiempo largo, el paciente puede trabajar.
  • Su efectividad está reportada entre el 80-98% en diferentes estudios.
  • Es una técnica sencilla, barata y prácticamente cualquier cirujano general la puede hacer.
  • Desventajas:

  • Es doloroso al principio porque se debe cortar la piel.
  • Los ajustes son dolorosos, aunque sólo es durante ese día.
  • Aunque el riesgo de incontinencia generalmente es bajo (2%), se ha reportado hasta del 30% en algunos estudios.
  • Se requieren en promedio de 3 a 4 meses para que el setón se caiga, aunque hay casos reportados de hasta 8 meses.